“Caflosllero” de Santiago

¡Buenas a tod@s!

Primero que nada, permitidme disculparme por la falta de actualizaciones de la semana pasada. Tuve que acudir al funeral de una persona muy querida, y sinceramente no me vi con ánimos de ponerme a escribir por aquí. Sin embargo, una vez superado el mal trago, volvemos al ataque con algo diferente a lo habitual.

Este fin de semana ha sido el cumpleaños de mi compañero de Infinity  y amigo Caflos, llegando a su tercera década de vida. Recibí el recado de su novia de prepararle una sorpresa para ese día: Un casco y tabardo de un Caballero de Santiago, su orden favorita dentro del ejercito de Ordenes Militares que juega habitualmente. Nunca he probado a hacer un casco de cosplay, así que tomé esto como un reto para aprender algo nuevo. Este es el concept del caballero en cuestión:

Concept del caballero de Santiago, el único con “casco sepia” de todo el ejercito

Primero que nada, tuve que averiguar cómo y con qué hacer la base del casco. Por suerte Internet está muy surtida de estos temas, y casi todo el mundo recomendaba emplear como material una variante de la goma EVA que se emplea para esterillas de suelo (como las de gimnasia). Además de esto, encontré una base de casco bastante interesante, que podéis ver en este vídeo e incluso descargar los patrones de forma gratuita:

Dali DIY – Power Ranger helmet

Tenía la idea, tenía los materiales, y solo quedaba ponerme manos a la obra con esta labor. Si alguna vez estáis interesados en hacer esto, tened en cuenta estos tres datos:

  1. Por mucho que digan que el cutter es la mejor herramienta de corte para la goma EVA, las tijeras dejan un borde más homogeneo que la cuchilla.
  2. El pegamento de silicona líquida consigue una sujección perfecta así como elasticidad, pero tarda la vida en secarse. Paciencia ante todo.
  3. Usad un secador en cada pieza que queráis doblar. El calor ayuda a “ablandar” la pieza y que luego mantenga la forma. También sella la goma para luego pintarla.

Lo primero era hacer la base del casco:

 

Si alguien os dice que es fácil marcar a ciegas la posición de los ojos, os miente

Con la forma ya hecha, recorté unos rudimentarios orificios para los ojos (que luego comprendí que no serían necesarios al llevar la placa facial) y comencé a pegar sobre la estructura las diferentes piezas, dejando solo como piezas a parte la placa facial y de la boca, ya que estas deberían llevar luego celofán rojo para simular el cristal del visor:

Nota: Trabajad la goma con una aspiradora a mano. No sabéis la cantidad de viruta azul que tuve que barrer.

Y en la siguiente foto el casco casi terminado, a falta de los detalles:

Haciendo este casco uno se da cuenta lo mucho que difiere la “anatomía manga” del juego con la anatomía realista.

Una vez terminado el casco, le di una capa de pintura de imprimación para que luego la pintura cogiera mejor. Recomiendo encarecidamente pintura acrílica, ya que tiene cierta elasticidad que evitará que se agriete después:

Publicidad encubierta de dónde compré toda la pintura para esto.

Tras varias (bastantes) capas de pintura, el trabajo estaba terminado. Además del casco, con un trozo de tela que mi madre no utilizaba y pintura roja para tela, hice un tabardo sencillo:

Nota: Limpiar los pelos de perro antes de hacer la foto, no después.

Ya estaba el disfraz terminado, pero Caflos no se lo iba a poner sin más. Tuvo que soportar una gymkana infinitera con los colegas, pero al igual que en el juego de mesa, Caflos es un hombre devoto y de honor, con lo que logró ser armado Caballero de la orden de Santiago:

A estas horas ya habíamos perdido la cuenta de cuantas cervezas nos bebimos.

Y con esto cerramos el artículo de hoy. Espero que os haya parecido entretenido, ya que para mi ha sido salirme de mi temática habitual para probar algo desconocido, y con la práctica he aprendido de los (muchos) errores que he cometido para mejorar en futuros proyectos para otros cosplay. Como siempre, agradezco vuestros comentarios, y si tenéis alguna sugerencia soy todo oidos.

¡Hasta la próxima!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies