Los Relojeros del Doctor Emérito Marrón: Doctor Emérito Marrón (Parte 1)

¡Buenas a tod@s!

Primero que nada quiero pedir disculpas por no actualizar la semana pasada. Una serie de circunstancias personales me han impedido poder centrarme en el blog y en los juegos de miniaturas en general, pero ahora ya vuelvo a estar disponible.

Tal como os dije, hoy toca desvelar la identidad del Doctor Emérito Marrón de mi banda de chatarreros para Punkapocalyptic. No creo que sea ya mucha sorpresa si habéis estado siguiendo mis anteriores posts, pero en caso de que todavía haya alguien que tenga dudas, el Doctor Emérito Marrón está basado en…

¡Doc Emmett Brown de la película Regreso al Futuro! De hecho, tenía claro que iba a hacer esta miniatura antes incluso de comprarme el starter de chatarreros de Punkapocalyptic. Quería comprarme a los chatarreros, pero la estética steampunk que tenían no me terminaba. Estuve pensando qué hacer con ellos, hasta que en la web de Badroll Games sacaron el siguiente número de “La Gaceta de Puentechatarra“, que es una especie de noticiario mensual ficticio que el Viejo Sajarratas saca para los habitantes del Páramo. Entonces pensé, ¿y si los habitantes que apalizan a Marty cuando aparece con el De Lorean saqueasen el vehículo? De ahí comencé a fraguar la parodia del Doctor Emérito Marrón (Doc Emmett Brown en inglés) como un dinamo obsesionado con el paso del tiempo, y que al ver la máquina del tiempo la desguazase para tratar de experimentar con ella, dándole el monopatín volador a Martín Mc Mosca. Obviamente la tecnología del De Lorean sería demasiado compleja para Emérito, así que juntaría a una banda de desarrapados obsesionados con buscar tecnología igual que él.

Una vez decidida la temática de la miniatura, pensé cómo iba a modelarlo. Tenía que representar a un Dinamo de los chatarreros armado con traje voltaico, chasqueadoras, y al menos una bomba de fuego. Además, quería que llevase al menos una prenda de ropa de cada una de las tres películas, además de una estética post apocalíptica típica del juego. Así pues, me puse al lío construyendo el esqueleto base:

“¡Ven a por mi, tron!”

Para el traje voltáico le modelé un “condensador de fluzo” para ponérselo en el pecho anclado con correas. Lo que daría energía tanto al traje voltaico como a las chasqueadoras sería un “Señor Fusión” como el que lleva el coche en la segunda película. Además, me podría servir perfectamente como bomba de fuego cuando muera la tropa en combate:

En proceso. En momentos como este me alegro de tener una caja de restos tan grande donde poder echar mano.

Y para terminar con el artículo de hoy, os dejo las últimas fotos con la cara ya modelada en una de mis expresiones favoritas de Doc en la película:

“¡1,21 gigovatios! ¡Cielo santo!”

Y con esto lo dejamos por hoy. La semana que viene os mostraré cómo continúa el proceso del Doctor Emérito Marrón. Con suerte la entrada de la semana que viene llegará puntual, pero no hago promesas por lo que pueda pasar.

¡Hasta la próxima!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies