Los Relojeros del Doctor Emérito Marrón: Doctor Emérito Marrón (Parte 2)

¡Buenas a tod@s!

Hoy os traigo por fin la entrada final que dará cierre a esta saga de los Relojeros del Doctor Emérito Marrón para Punkapocalyptic. La semana pasada dejamos a Doc preparado para comenzar a modelar los detalles de la miniatura tras añadir una capa base de masilla. Primero modelé la parte inferior de la miniatura con unos pantalones algo raídos y unas botas sencillas para representar la faceta far-west de la tercera película:

El Sr. Bracitos de pollo tiene algo que contar

Tras eso, le modelé finalmente la bata de laboratorio de la primera película, le até a la pierna el control remoto con el que controla el Delorean, le vestí con la camisa de rombos que viste en el futuro durante la segunda película, y le uní al pecho mediante correas el condensador de fluzo. También le preparé para la siguiente parte de la conversión dejándole ya la estructura de lo que sería el arma chasqueadora:

De Sr. Bracitos de Pollo pasamos al Sr. Manos Enchufe

Continuando con el proceso, y viendo que me quedaba un poco desnivelada la figura en cuanto a volúmenes, decidí modelarle una bandolera en la cadera derecha para equilibrar a la miniatura y darle algo más de volumen en esa dirección. Le modelé la mochila de donde su traje y armas cogerían toda la energía, alimentada por el Sr. Fusión que lleva el Delorean en la segunda película. Fue en este paso cuando me di cuenta que la nariz había quedado un poco pequeña y decidí aumentarla un poco más:

Parece que ha funcionado la visita de Doc a la clínica de rejuvenecimiento del futuro.

Finalmente, le modelé los brazos y las manos, y hasta le añadí el detalle de que llevase en el brazo izquierdo 4 relojes diferentes de pulsera, siendo que Doc es un hombre obsesionado con el tiempo. Como os podéis fijar, la chasqueadora son los cables que une al final de la primera película por donde pasará el rayo, aunque un poco modificados. Por último, para dar un último toque gracioso a la peana, le añadí la máscara anti radiación que lleva brevemente durante la primera película antes de su feo encontronazo con los libios:

“¡140 kilómetros por hora!”

Y aquí podemos ver al fin la foto grupal con su gran amigo Martín Mc Mosca:

Las leyendas del Valle de la Colina (Hill Valley) posan para la posteridad.

Con esto terminamos definitivamente la saga de los Relojeros, al menos hasta que los haya terminado de pintar para que puedan lucir todos (no me he dado un golpe en la cabeza, por una vez he apartado la masilla y las herramientas y he cogido los pinceles). Espero que os haya gustado tanto como a mi me ha gustado realizar estas conversiones, y soy todo oídos ante cualquier mejora o sugerencia que queráis darme.

¡Hasta la próxima!

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. TheWanderer dice:

    Jejejeje, gracias por el cumplido. Me alegro que te haya gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com